Return to site

Entrevista a Jordi Alegre

"Una persona decidida a cambiar el mundo con acciones singulares"

Jordi está actualmente cursando el último año del doble Grado en Administración y Dirección de Empresas y Derecho en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido vicepresidente de AIESEC. Ha realizado el curso en inteligencia emocional de La Akademia. Ha ganado ligas de debate y ahora es formador en escuelas e institutos. Actualmente es el director de Bright en Odder.

"Trabajaré siempre para obtener el mejor resultado posible".​

1. ¿Cuál ha sido tu trayectoria educativa y profesional?

Estudié el bachillerato científico, la rama de ciencias de la salud y, a pesar de que acabaré graduándome en la doble titulación ADE+Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona, me sigue apasionando la ciencia.

Durante este periodo, hice varios cursos formativos complementarios, tocando temáticas desde el derecho penal estadounidense hasta el constitucionalismo sudamericano y europeo o la oratoria ( mi gran pasión), sin olvidarme del curso más importante del que he formado parte hasta ahora, en inteligencia emocional, gracias a La Akademia.

Por otro lado, he formado parte de AIESEC durante dos años, llevando el equipo de relaciones corporativas e intercambios entrantes, formando parte de la Junta Directiva y dirigiendo al comité de AIESEC en Bellaterra. Además de todo esto, he participado en diferentes torneos nacionales de debate como orador o como juez y he impartido diferentes cursos de oratoria en escuelas e institutos.

2. ¿Cómo te definirías en tres líneas?

Soy una persona de carácter pasional y análisis racional. Soy muy escrupuloso con el trabajo, es decir, trabajaré siempre para obtener el mejor resultado posible, me inspire y me agrade aquello que hago o no. Pero existe una diferencia insalvable; si me apasiona lo que hago, seré feliz y el resultado final lo reflejará.

"Odder es el futuro actuando en el presente. Es capaz de eliminar ese estigma de “generación perdida”​

3. ¿Qué es Odder para ti? ¿Cómo lo conociste?

Odder es el futuro actuando en el presente. Es la respuesta a un problema actual: la percepción de que las generaciones que liderarán el mundo en los próximos años se cree que son las “generaciones perdidas”. Odder es capaz de eliminar ese estigma de “generación perdida”, sobretodo para aquellos que formamos parte, todos los que nacimos entre el año 1985 y el 2000, quienes somos los primeros que debemos ser conscientes del potencial y el talento que tenemos.

Ésta generación es la mejor preparada, y Odder debe permitir que nos descubramos ante la sociedad y demostremos que estamos listos para liderar el cambio que el mundo necesita.

Conocí Odder a través del fundador, Darío T. Villena, siguiendo su fundación de cerca y pasando a formar parte de ella más adelante. Sin duda, era imposible negarse a poder participar de forma activa y directa en esta comunidad.

"Me asombra saber cuántos talentos hemos descubierto ya, pero me ilusiona aún más saber los que todavía están por llegar."

4. ¿Qué haces en Odder? ¿Qué funciones realizas?

Soy Director de Odder Bright. Mi función es dar visibilidad a los jóvenes talentos para que puedan brillar también desde Odder, tanto a nivel personal como proyectos que nazcan de jóvenes emprendedores que quieran cambiar el mundo. Así pues, el trabajo consiste en, primero de todo, definir qué talento buscamos, y segundo, encontrarlo. Nos sorprenderíamos de los talentos que existen en nuestro país. Me asombra saber cuántos talentos hemos descubierto ya, pero me ilusiona aún más saber los que todavía están por llegar.

5. ¿Cómo trabajáis en Odder? ¿Cuáles son vuestros objetivos actualmente?

Existe un objetivo claramente definido, como decía antes, que es el de cambiar el estigma que nos han impuesto de “generación perdida” y concienciar a todo el mundo de que somos una generación extremadamente preparada para afrontar los retos del presente y del futuro. En Odder trabajamos cultivando buenas y brillantes ideas, estamos a abiertos al estudio de todas las colaboraciones posibles y, para ello, intentamos estar completamente conectados con las inquietudes de los jóvenes. Pero todo ello tiene una proyección mucho más ambiciosa: nuestra meta es hacer llegar estas “nuevas maneras” de actuar y gestionar de los jóvenes al mundo real, consiguiendo así, no solo que la confianza hacia y entre los jóvenes crezca, sino también conseguir la creación de valor en la sociedad.

"Es gratificante reconocer que hay gente joven plenamente consciente de su potencial y con ambición para desarrollarlo."

6. ¿Cuál ha sido tu experiencia laboral más impactante y qué has aprendido?

Sin haber tenido largas experiencias laborales, pero sí muy distintas, me quedo sin ninguna duda con aquella que me ha permitido conectar con la gente joven. En los cursos de oratoria, no sólo hemos tratado la capacidad de hablar en público, sino que también hemos alimentado el debate y el análisis crítico. Es gratificante reconocer que hay gente joven plenamente consciente de su potencial y con ambición para desarrollarlo y, a la vez, es igualmente enriquecedor identificar a aquellos que son incapaces de reconocerse un talento, y ayudarles a redescubrirlo y a fortalecerlo.

7. Cita tres valores imprescindibles e importantes para ti.

La tolerancia, la resiliencia y la ambición. A las grandes metas se llega, primero, con botas cómodas y elegantes que ayuden a afrontar las caídas y, segundo, con la mente abierta para entender que las caídas siempre son fruto de nuestro comportamiento, no del de los demás.

"Mis tres valores imprescindibles: La tolerancia, la resiliencia y la ambición."

8. ¿Cuál es tu montaña personal? Un objetivo a largo plazo.

Pues ya que me pides una “montaña personal”, me atreveré a decir que mi objetivo es cambiar el mundo (cómo el de tantos otros jóvenes que forman parte de Odder y algunos que todavía no). No creo en los objetivos pequeños y ese es el fin último al que quiero contribuir. ¿Cómo le explico al mundo que, a pesar de los problemas que existen, mi objetivo en esta vida no es intentar solucionarlos? Eso sí, soy plenamente consciente de que las grandes metas requieren de acciones singulares. ¿Por ejemplo?, a través de la educación y el deporte. Me apasiona el fútbol y la educación y estoy convencido que son dos herramientas impresionantes para desarrollar la inteligencia emocional.

9. Si tuvieses que dar un consejo a otros jóvenes, ¿cuál sería?

Que no les de miedo destacar y brillar. El sistema educativo actual ha frenado muchos genios en ámbitos diversos por su voluntad de homogeneizar la educación, para hacernos más manipulables. Aquellos que no tienen miedo a destacar serán los que afrontarán los problemas conscientes de su talento, pero también de su responsabilidad.

"Un consejo a otros jóvenes... que no les de miedo destacar y brillar."

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly