Return to site

Entrevista a Antonio Moya Latorre

asdasd

Antonio Moya es arquitecto por la Universidad Politécnica de Valencia y pianista por el Conservatorio Superior "Joaquín Rodrigo". Recientemente ha finalizado el máster en interpretación de música moderna y contemporánea gracias a una beca de excelencia de la Generalitat Valenciana. Antonio ofrece regularmente recitales en España y México, y como solista ha actuado al frente de diversas agrupaciones instrumentales. Algunas de las grabaciones se pueden encontrar en su canal profesional de YouTube.

Antonio compagina su actividad como intérprete con la de arquitecto urbanista. A partir del mes de agosto estudiará un Master en City Planning en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) gracias a una beca de La Caixa.

Antonio trabaja en la difusión del arte como herramienta para contribuir al progreso de las poblaciones más vulnerables e investiga sobre la universalización del acceso a la cultura en España y Latinoamérica. Su trayectoria profesional se puede seguir desde su plataforma A+M, un espacio de reflexión e investigación en torno a la regeneración urbana planteada desde la arquitectura, la música y el arte .

1. ¿Qué son para ti la arquitectura y la música a las que te dedicas profesionalmente?

La música ha sido mi gran pasión desde que comencé a recibir clases a los siete años. Dos décadas después, la música ha pasado a formar parte de mi día a día y el piano se ha convertido en mi medio de expresión más natural, así como en una importante herramienta de trabajo. Por su parte, considero la arquitectura una profesión muy ambiciosa y versátil: los jóvenes arquitectos contemporáneos debemos ser capaces de adaptarnos a la contingencia actual con el objetivo de ejercer nuestra profesión de la manera más útil para las sociedades del siglo XXI.

2. ¿Cuál fue tu motivación para dedicarte a ello?

A medida que he ido profundizando en el estudio de la música (primero con el clarinete, y posteriormente con el piano y la dirección de orquesta), he comprendido que este arte siempre iba a formar parte de mi vida y que necesitaría compartirlo con otras personas. Por otra parte, la decisión de estudiar arquitectura se gestó de manera más racional al terminar el bachillerato, ya que se trataba de una carrera que aunaba una importante parte artística con un componente técnico que me resultaba atractivo.

3. ¿Cómo llegaste de la arquitectura y la música al urbanismo? ¿Qué cualidades debe tener una persona que se dedique al urbanismo?

Tras varios años compaginando las carreras de arquitectura y piano, primero como estudiante y después de profesionalmente, comprendí que debía tomar una decisión y decantarme por una línea profesional en la que concentrar mis esfuerzos. Mi contacto con el urbanismo llegó de manera natural al terminar la carrera de arquitectura, durante una época en la que la construcción en España había frenado en seco. Comencé a trabajar en proyectos y procesos para mejorar entornos urbanos en los que resultaba esencial el aspecto social y el trato cercano con las personas. Siempre que he podido, he incorporado el arte y la música en los proyectos urbanos en los que he trabajado, ya que considero que el acceso universal al arte fortalece a las sociedades y las ayuda a ser más resilientes. Por tanto, considero que un profesional del urbanismo debe ser una persona empática con los problemas de los ciudadanos, culta e íntegra, capaz de transmitir con naturalidad las posibilidades de cada proyecto y con suficiente modestia como para comprender las limitaciones de una idea. No se deben anteponer las ambiciones y convicciones personales a los intereses y las necesidades de los grupos sociales para los que se trabaja.

4. ¿Alguna vez has sentido que sacrificabas algo por tu iniciativa profesional?

Ahora que finalmente me he decantado por completar mi formación como urbanista en el Massachusetts Institute of Technology, he tenido que tomar la difícil decisión de acotar mi posible carrera como concertista de piano, director de orquesta y compositor. Sin llegar a renunciar totalmente a mi trayectoria profesional como músico, será inevitable que reduzca el tiempo de dedicación a la música para poder dedicarme plenamente al urbanismo.

5. ¿Cuál crees que es el secreto de tu éxito?

Considero que la perseverancia, la curiosidad y la convicción de que era posible compaginar mi doble perfil han sido fundamentales para definir una trayectoria profesional plenamente satisfactoria. Si bien la sensación de no encajar en ningún esquema profesional existente siempre me ha generado muchas dudas, finalmente creo haber encontrado un estado de equilibrio en el que me siento cómodo y seguro. Para lograrlo, han resultado imprescindibles los consejos de muchas personas que me rodean, desde mi mujer y mis padres hasta profesores y compañeros de estudios, quienes han tenido la paciencia de escucharme y asesorarme siempre que ha sido necesario.

6. ¿Cómo defines tu marca personal?

A+M (arquitectura + música), es enfoque profesional hacia mis inquietudes personales. Se trata de una plataforma en la que comparto proyectos, escritos y grabaciones que considero de interés para públicos muy diversos, desde aficionados al mundo del arte hasta profesionales del urbanismo. Los hilos conductores de A+M como plataforma son la transversalidad y la multiescalaridad; desde breves composiciones hasta propuestas urbanas de mayor escala, mediante cada proyecto pretendo aportar ideas que resulten útiles para mejorar nuestras sociedades contemporáneas, principalmente en España y Latinoamérica.

7. A pesar de tu experiencia profesional, eres un joven talento. ¿Qué opinas de la ‘Nueva Generación? ¿Qué opinas de la corriente emprendedora que está surgiendo actualmente?

En la historia universal, particularmente desde la era moderna, se han ido repitiendo ciclos de penuria y prosperidad, y en general me atrevería a afirmar que de las contingencias más hostiles han salido siempre las personas y las sociedades más creativas. Me asombra especialmente la generación europea posterior a la segunda guerra mundial, que fue capaz de levantar un continente entero y construir un estado del bienestar sobre las ruinas que había dejado el conflicto. A otra escala (ya que los jóvenes de hoy no hemos tenido que lidiar con un contexto tan complejo), nuestra generación, sacando buen partido de las modernas tecnologías de comunicación, está sobreponiéndose con ingenio a una coyuntura caracterizada, entre muchos otros aspectos, por la precarización en las condiciones de trabajo y el fin de determinados hábitos que habían sido la norma durante varias décadas, y que he sufrido de primera mano junto a mis compañeros de la carrera de arquitectura. Por otra parte, no soy un defensor del concepto "emprendedor": cuando hablamos de personas emprendedoras, parece que nos centremos más en su actitud que en las ideas que pretenden desarrollar. Naturalmente, el carácter ambicioso, inquieto y resolutivo son necesarios para que los buenos proyectos puedan desarrollarse con éxito, pero para evitar el emprendimiento como un fin en sí mismo y que trascienda de una moda pasajera, considero que debemos focalizar nuestra atención en el contenido de las propuestas que los jóvenes estamos dispuestos a ofrecer para contribuir al progreso de las sociedades.

8. Defínete en una sola palabra

Integrador

Entrevistado por Jorge Salas

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly